Hoy vamos a hablar sobre cómo mejorar la competitividad de mi empresa en internet. Hay muchos factores para mejorar tu competitividad sobre todo en el factor económico pero como nosotros somos expertos en marketing, vamos a ver cómo podemos ser mejores o vender más en internet.

1. Presencia on-line ¿Por qué debo estar en internet? ¿Es tan importante?

La respuesta es Sí. Y no es sí porque a mi como agencia de diseño web y marketing digital me interese, que también, sino porque tus ventas y los usuarios están ahí: Google, redes sociales, correos electrónicos, etc.
Debemos estar en internet indiferentemente del servicio que ofrezcamos o del producto que vendamos. ¿Por qué afirmo esto? Porque el 92% de la españoles tiene acceso a internet a través del móvil. El 92% de los internautas afirman haber comprado algún producto de forma online en el último año y el 79,4% afirma haber comprado por internet en este último mes. De estas compras los productos más comprados son: electrónica (11.2%), ropa y complementos (11%), billetes de avión (9.5%), alojamientos (9.4%) y entradas a espectáculos (9.3%).
Cómo mejorar la competitividad de mi empresa en internet
El 27.4% que ha afirmado que ha comprado por internet en el último mes, también afirma que la mayoría de sus compras las hace por este medio. El 65.6% de los encuestados tiene una confianza muy alta o alta en cuanto a la compras online, el 28.7% de estos tiene una confianza media en este tipo de compras y 5.6% confía muy poco en este tipo de transacciones por miedos a las estafas o a la “dudosa” protección de sus datos bancarios y personales.
Todo esto tiene un objetivo claro: Conseguir clientes, conseguir datos de clientes para luego hacerles una venta, conseguir suscriptores para luego hacerles llegar ofertas y hacer branding.

2. Hacer “Branding” y mostrar nuestro producto o servicios en redes sociales.

Cuando tenemos un negocio físico, nos preocupamos por la imagen cara al público: una fachada cuidada, un escaparate o salón de exposición, un buen trato al cliente y que la experiencia sea satisfactoria para el mismo. ¿Sabéis qué hacemos con todas esas acciones? Branding, o hacer marca, que significa que el usuario te va a identificar con unos valores con las que asocia a tu marca (negocio).

¿Porqué debemos estar en las redes sociales? El poder de las redes sociales es sobrecogedor.

En este caso, me voy a poner como ejemplo que soy “millenial” y me dedico al marketing. Uso muchas herramientas y paso mucho tiempo con dispositivos con internet: de las 168 horas que tiene una semana, uso el móvil 46 horas, que es el 27% y de ese 27%, la mitad lo uso en navegar por las redes sociales, 22 horas semanales (47,8%).
Cómo mejorar la competitividad de mi empresa en internet
Los jóvenes pasamos muchísimo tiempo en las redes sociales y somos el cliente potencial perfecto. Nos encanta investigar, comprar, estamos “conectados a la red“, manejamos el uso de hashtags. A raíz del despegue de las redes sociales y su potencial, muchos desconocidos con conocimientos de marketing, o con simplemente estilo y creatividad, han conseguido ser populares e influenciar en los compras de sus seguidores, y de esto, surge la palabra y empleo “influencer”.
Dicho todo esto, vamos a lo esencial: nuestras redes sociales van a ser nuestro escaparate en internet, y podemos extrapolar nuestros valores cara al público con el objetivo de aumentar la notoriedad de una marca o dar a conocer nuestra marca, dar a conocer nuevos productos y asignar esos valores que tenga la marca en la mente de los consumidores.

3. Establecer un plan de marketing digital para tu empresa

Después de todos estos datos, ¿cómo los transformo y cómo los mido? Quizás, esta es la maravilla y la mejor utilidad que tiene la publicidad on-line, que la podemos medir.
Cómo mejorar la competitividad de mi empresa en internet
 
La principal diferencia entre el marketing tradicional y el marketing digital es que podemos saber el impacto que tiene, las interacciones con los usuarios y redireccionar el publico objetivo al que queremos llegar. Con el marketing tradicional tenemos vallas publicitarias, flyers, tarjetas, catálogos, cuñas de radio, incluso spots publicitarios que no se sabían el impacto exacto que tenían. Nadie sabía el alcance de personas que tenía si era efectiva y los clientes venían por el anuncio o porque se la habían recomendado.

El 92% de los internautas afirman haber comprado algún producto de forma online.

Todo este tipo de estadísticas las tenemos con herramientas de las redes sociales o con analíticas de la web. Podemos “trackearcampañas de publicidad para ver repercusión, feedback de clientes y qué tipo de clientes nos compra o nos ve para luego segmentar toda esa información y hacer una publicidad mucho más directa, para que la optimización y reducción de costes sean lo más beneficiosos posibles.
 
Fuentes: rtve y La Vanguardia